Lasagna de pollo

Una de las recetas más tradicionales de la cocina italiana, suculenta lasagna de pollo con salsa blanca y champiñones. Deliciosa deliciosa.

Receta de lasagna de pollo

Ingredientes para preparar lasagna de pollo

  • Para el pollo:
  • 50 gr. de mantequilla
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cebolla
  • 1/2 pastilla de caldo de ave
  • Ajo
  • Pimienta molida
  • Sal
  • Para la bechamel:
  • 100 gr. de harina
  • 1/2 l. de nata líquida
  • 3/4 l. de caldo
  • 1/2 cebolla
  • 200 ml. de leche
  • 1 lata de champiñones
  • 350 gr. de pasta para lasagna
  • 300 gr. de mozzarella rallada
  • 80 gr. de parmesano rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • Vino blanco
  • Mantequilla

¿Cómo preparar lasagna de pollo?

  • Vamos a empezar por dorar el pollo, pero antes lo condimentamos al gusto con sal y pimienta. Colocamos una cacerola al fuego y ponemos la mantequilla a temperatura ambiente. Cuando se derrita, echamos el ajo y la cebolla y hacemos un refritito, al que acabaremos añadiendo el pollo muy troceadito. Le damos una vuelta a la carne, para que selle por todos lados, rociamos con la pastilla de caldo y echamos un poquito de agua, para que se cueza el pollo, dejamos cocinar a fuego suave.
  • Cuando la carne para la lasagna de pollo ya esté lista, la sacamos, si te gusta más fina la desmigamos y, por último, reservamos el caldo de cocción.
  • Ahora nos toca hacer la bechamel de la lasagna de pollo. Ponemos un recipiente al fuego con la mantequilla, dejamos que se derrita, echamos la cebolla picada en brunoise y dejamos que se caramelice.
  • A continuación, vamos incorporando la harina y movemos y movemos, para que se disuelva y quede fina.
  • Acto seguido llega el momento de complementar la salsa para la lasagna de pollo con la leche y la nata. Removemos, para que todo nos quede bien integrado y añadimos los champiñones escurridos y laminados, y un chorrito de vino blanco, a ser posible bien seco. Salpimentamos y dejamos cocinar.
  • Ahora apartamos un vaso de salsa y la reservamos. Echamos el pollo y lo unimos al resto de salsa. Removemos y apartamos.
  • Ponemos la pasta para la lasagna de pollo a cocer en abundante agua con sal. Cuando esté cocida, la sacamos con cuidado, la escurrimos y la secamos.
  • En una fuente para horno colocaremos una primera capa de pollo con bechamel, a continuación cubriremos con pasta, luego de nuevo pollo con bechamel, mozzarella, pasta, la salsa que habíamos reservado sin carne y el queso parmesano.
  • Metemos en el horno y gratinamos a 175ºC. Listo para disfrutar.
  • Foto orientativa: annas_bananas